Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
 
Síndrome del Intestino Irritable

¿Qué es el Síndrome de Intestino Irritable?
Es un trastorno común que afecta al 15% de la población. Es conocido como colitis, colitis espástica, intestino irritable y/o estómago nervioso. La enfermedad no debe confundirse con la colitis ulcerativa o la enfermedad de Crohn.

¿Cuáles Son los Síntomas de Esta Enfermedad?
Las personas tienen inflamación, dolor abdominal, cambios en los hábitos intestinales, ya sea diarrea, estreñimiento, o ambas. Los síntomas asociados incluyen cólicos, sensación de plenitud postprandial, consistencia anormal de las heces, moco y urgencia para evacuar.

¿Qué causa el SII?
Los síntomas ocurren como resultado de un funcionamiento anormal, así como mala comunicación entre el sistema nervioso y los músculos del intestino. Esta regulación anormal causa que el intestino este “irritable” o más sensible. Los músculos de l pared intestinal se contraen muy fuerte o muy débil, algunas veces muy rápido y algunas veces muy lento. Aunque no hay una obstrucción física, el paciente tiene la sensación de cólicos.

¿Qué Rol Juega es Estrés en el SII?
EL SII No está causado directamente por estrés. No es un trastorno psicológico o psiquiátrico, sin embargo, estos contribuyen a la enfermedad. Mucha gente tiene náuseas o diarrea cuando están nerviosos o ansiosos. Mientras no seamos capaces de controlar los efectos del estrés en nuestros intestinos, reducir el estrés alivia los síntomas del SII.

¿Cómo Puedo Saber si el Problema es SII de u Otra Cosa?
Una historia clínica junto con una exploración física realizada por el cirujano de colon y recto es esencial para excluir algún otro trastorno. Los estudios necesarios pueden incluir pruebas de sangre, pruebas en heces, así como una inspección visual del colon ya sea con una rectosigmoidoscopia flexible, una colonoscopia o estudios de rayos X. Fiebre anemia, sangrado rectal o una pérdida de peso inexplicable NO son síntomas del SII y deben ser evaluados por el especialista.

¿Cómo se Trata el SII?
Entender que el SII no es una condición seria ni grave puede aliviar el estrés y la ansiedad que contribuyen al problema. La reducción del estrés, terapia de comportamiento, biorretroalimentación, relajación y técnicas para el manejo del dolor pueden ayudar a mejorar los síntomas en algunos individuos. El uso de un diario para identificar los alimentos que nos perjudican así como otros factores asociados puede ser de utilidad.
Los síntomas leves a moderados pueden ser manejados con cambios en la dieta. El médico deberá recomendar evitar alimentos abundantes o con alto contenido graso. La cafeína o el alcohol pueden causar cólicos o diarrea. Algunos azúcares como el sorbitol que se usa en los endulzantes bajos en calorías así como la fructuosa no son absorbidos por el intestino y pueden causar diarrea. Los alimentos productores de gas como los frijoles, col, brócoli, coles de Bruselas y la cebolla pueden causar inflamación.
Incrementar la fibra mejora los síntomas. Fibra soluble como la que encontramos en cítricos y algunas legumbres suavizan las heces y disminuyen los cólicos. La fibra soluble como la celulosa, cereales y all bran absorben agua mientras se mueven a través del tracto digestivo disminuyendo la diarrea.
Los individuos con SII moderado a grave se benefician de prescripciones médicas. Sin embargo, estos controlan, mas no curan el problema. Estos fármacos actúan directamente en los músculos para que las contracciones intestinales sean normales.

¿Cuánto Tarda el Tratamiento en Mejorar los Síntomas?
Generalmente es un proceso lento. Puede tomar de 6 meses o más para que se note una verdadera mejoría. La paciencia es extremadamente importante. La tendencia de que el intestino responda al estrés siempre se encontrará presente. Si ponemos atención a la dieta y se indican los medicamentos adecuados, los síntomas van a mejorar de forma importante.