Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com
 
Cáncer Colorectal

El cáncer colorectal es el segundo cáncer más común en los Estados Unidos, se diagnóstica en cerca de 140000 personas al año y causa 60000 muertes cada año. Esa es una cifra asombrosa si se considera que la enfermedad es potencialmente curable si se diagnostica en las primeras etapas.

¿Quién está en Riesgo?
Aunque el cáncer colorectal puede ocurrir a cualquier edad, más del 90% de los pacientes son mayores de 40 años, momento en el que se duplica el riesgo se duplica cada diez años. Además de la edad, otros factores de alto riesgo incluyen antecedentes familiares de cáncer colorectal y los pólipos, así como,  historia personal de colitis ulcerativa, pólipos en el colon o el cáncer de otros órganos, especialmente de mama o de útero.

¿Cómo Inicia?
En general se reconoce que todos los cánceres colorectales se originan en los pólipos benignos. Estos crecimientos pre – malignos, se presentan en la pared del colon, pueden aumentar de tamaño y cambiar de benignos a malignos. La extirpación de los pólipos benignos es un aspecto de la medicina preventiva, que realmente funciona.

¿Cuáles son los Síntomas?
Los síntomas más comunes son el sangrado rectal y cambios en los hábitos intestinales, como estreñimiento o diarrea. (estos síntomas también son comunes en otras enfermedades, por lo que es importante realizar un estudio exhaustivo  en caso de que los experimente el paciente), dolor abdominal y pérdida de peso, suelen ser síntomas tardíos que indican enfermedad avanzada.

Desafortunadamente, muchos pólipos y cánceres incipientes, no producen síntomas. Por lo tanto, es importante incluir en el examen físico de rutina: procedimientos colorectales encaminados en la dirección del cáncer colorectal, sobre todo en pacientes mayores de 50 años.

Existen varios métodos para la detección del cáncer colorectal. Estos incluyen el examen digital, rectosigmoidoscopia, análisis químico de las heces, el colon por enema y la colonoscopia.

Asegúrese de discutir estas opciones con su cirujano para determinar qué procedimiento es mejor para usted. Las personas que tienen un familiar de primer grado (padres o hermanos) con cáncer de colon o pólipos deben empezar la detección del mismo a la edad de 40 años.

¿Cómo se Trata el Cáncer Colorectal?
El cáncer colorectal en etapas tempranas requiere de cirugía para la curación completa. Y en ocasiones la radiación y quimioterapia son necesarias. Entre el 80 – 90% recuperan su salud si el cáncer se detecta y trata en las primeras etapas. La tasa de curación se reduce a 50% o menos cuando se diagnostica en las etapas posteriores. Gracias a la tecnología moderna menos del 5% de todos los pacientes con cáncer colorectal requieren una colostomía, que es la  construcción quirúrgica de una abertura artificial del intestino hacia la pared abdominal.

¿Puede el Cáncer Colorectal Prevenirse?
El cáncer colorectal puede prevenirse. El paso más importante es la detección oportuna. Una prueba de diagnóstico anormal debe ser seguida de una colonoscopia. Algunos médicos prefieren comenzar con la colonoscopia como prueba de detección, ya que ofrece un estudio detallada del colon, los pólipos pueden ser identificados y a menudo pueden ser retirados durante la colonoscopia.

Aunque no es contundente, existe evidencia de que la dieta puede jugar un papel importante en la prevención del cáncer colorectal. Por lo que sabemos, un alto contenido en fibra y una dieta baja en grasas es la única medida que podría ayudar a prevenir el cáncer colorectal.

Por último, debe prestar atención a los cambios en los hábitos intestinales, los nuevos cambios, como el estreñimiento persistente, diarrea o sangre en las heces se debe discutir con su médico.